Escudo

Dividido verticalmente en dos campos iguales esmaltados en oro y en sable (negro). El escudo ostenta en el primer campo el Crismón, antiquísimo monograma de la adorable persona de Jesús; y en el segundo campo la espiga, símbolo de la mies abundante que invita a una preparación consciente de los futuros operarios. El oro, símbolo de la luz; y el sable, símbolo de la ciencia, traducen la fecunda acción divina y humana que a través del corazón de Cristo culminará algún día en el sacerdocio de algunos de sus estudiantes, desde que ellos presten su cooperación generosa.

Bandera

Procede de los esmaltes del escudo, consta de los colores oro, que es luz, y sable, que es ciencia.

Himno

Cuyo contenido habla de la filosofía de la Institución, con la cual se acompaña el proceso formativo desde un cimiento cristiano en pro de hombres capaces de construir la Civilización del Amor, enfatizando especialmente hacia la vida vocacional – sacerdotal. Está compuesto por un coro y cuatro estrofas.

1. SOMOS JOVENES Y HACEMOS IGLESIA COMPARTIMOS LA VIDA SEÑOR; SACERDOTES BUSCAMOS FORMARNOS, EN NUESTRO SEMINARIO MENOR (BIS).

2. ES LA GUÍA EL EJEMPLO DE CRISTO, PUES SUS OBRAS NOS HACEN VIBRAR Y FIELMENTE SEGUIRLE ESCOGIMOS, PARA EL MUNDO PODER TRANSFORMAR.

3. CONSTRUIMOS TU REINO EN LA TIERRA Y EN EL POBRE ENCONTRAMOS TU PAN, QUE ES SEMILLA QUE CRECE GRANDIOSA, COMO FRUTO DE AMOR Y DE PAZ.

4. CON MARÍA, MUJER EXCELENTE, Y QUIEN SU ÁNIMO SIEMPRE NOS DA, INVADIMOS DE AMOR LA FAMILIA Y MARCHAMOS CON FRATERNIDAD.

5. FORMACIÓN HUMANISTA Y CRISTIANA, EL PROYECTO PARA REALIZAR; CON LA AYUDA DE TODA LA GENTE, SERÁ FÁCIL PODERLO ALCANZAR.

Letra del Doctor Fernando Escobar. Música del Profesor Juan Carlos Zuluaga.

Logo

La capilla del Seminario Conciliar de Medellín, con una espiga de trigo. La capilla simboliza la vida del presbítero y la espiga, representa los gérmenes de vocación sacerdotal que reposan en la vida de los estudiantes.

Lema

Es un signo utilizado en el Seminario Menor que permite identificar su proceso específico, en el cual se hace énfasis, en un primer enunciado, por descubrir el proceso formativo como una gestión guiada por la persona de Jesucristo (La aventura de la vida con Cristo); el segundo enunciado consiste en una frase que reforzará el énfasis pastoral de la Iglesia Arquidiocesana para cada año, dando así los lineamientos bajo los cuales orientar el proceso formativo.
Scroll hacia arriba