Un “SÍ” a la democracia

Definir la Democracia partiendo del significado etimológico de esta palabra, resulta bastante sencillo, basta con rastrear su origen griego donde Kratos significa poder y demos del pueblo, no obstante, a la hora de llevarse a cabo su aplicación, la distancia entre lo que significa y cómo se utiliza resulta bastante complejo, puesto que nos encontramos frente a lo que la democracia es y lo que debería ser.

Pese a lo anterior, lo verdaderamente valioso y rescatable de este sistema político, económico y social, es su apuesta por la eliminación de estructuras de poder verticales (existentes en épocas anteriores, como en el período feudal) y su promoción en la práctica colectiva de la igualdad, lo que exige al interior de las sociedades de este tipo, que las personas que lo componen, se traten como socialmente iguales.

Es importante tener presente, lo propuesto por el pensador Jean-Jacques Rousseau, en su obra el contrato social, al afirmar:

Bajo los malos gobiernos, esta igualdad es exclusivamente aparente e ilusoria; sólo sirve para mantener al pobre en su miseria y al rico en su usurpación. De hecho, las leyes son siempre útiles para los que poseen algo y perjudiciales para los que nada tienen. (2007, p. 53)

Es justamente este tipo de pensamientos, los que nos hacen el llamado a una formación y preparación integral, no solo para ser aportantes para el ejercicio democrático de nuestra institución, sino, en un futuro no lejano, del Estado del que hacemos parte. Estamos llamados desde un compromiso social serio, a contribuir en la defensa de los derechos del hombre y del ciudadano, que reposan en las constituciones democráticas y que son la principal herramienta para alcanzar un futuro posible para todos. Es así, como la palabra” Dictadura” es repugnante en una sociedad libre y abierta. Para los que nos oponemos en todo el mundo a formas de gobierno tiranas y crueles, las cuales dependen de la violencia para expandir temor en los habitantes, y la codicia de unos cuantos, en donde se vivencia la subversión en lugar de las elecciones pacíficas, y la intimidación en lugar de la libre expresión. Se trata de crear desde todos los espacios posibles, una bien ensamblada y eficiente máquina que combinando conocimientos, fe y valores se anteponga a cualquier forma de tiranía y exclusión, para empezar con eficiencia a tejer los hilos de la nación que todos nos merecemos.            

Te puedo interesar:

Hoy es siempre la oportunidad

“Reunirse es un comienzo, permanecer juntos es un progreso; trabajar juntos es el éxito” Henry Ford Para Aldous Huxley la salud pública y las reformas sociales son las precondiciones indispensables

Leer más »